Fluoroquinolone antibiotics: new restrictions and precautions for use due to very rare reports of disabling and potentially long-lasting or irreversible side effects

Disabling, long-lasting or potentially irreversible adverse reactions affecting musculoskeletal and nervous systems have been reported very rarely with fluoroquinolone antibiotics. Fluoroquinolone treatment should be discontinued at the first signs of a serious adverse reaction, including tendon pain or inflammation.

Consejos para profesionales de la salud:

Las fluoroquinolonas sistémicas (por vía oral, por inyección o inhalación) pueden muy raramente causar efectos secundarios de larga duración (hasta meses o años), incapacitantes y potencialmente irreversibles, que a veces afectan a múltiples sistemas, clases de órganos y sentidos.

Aconseje a los pacientes que interrumpan el tratamiento ante los primeros signos de una reacción adversa grave, como tendinitis o rotura del tendón, dolor muscular, debilidad muscular, dolor en las articulaciones, inflamación de las articulaciones, neuropatía periférica y efectos en el sistema nervioso central, y que se comuniquen con su médico inmediatamente para Más consejos – hoja para pacientes.

No prescriba fluoroquinolonas:

  • Para infecciones no severas o autolimitadas, o condiciones no bacterianas.
  • Para algunas infecciones leves a moderadas (como en la exacerbación aguda de la bronquitis crónica y la enfermedad pulmonar obstructiva crónica; consulte las indicaciones revisadas en el Resumen de las Características del Producto) a menos que otros antibióticos que se recomiendan comúnmente para estas infecciones se consideren inapropiados.
  • La ciprofloxacina o la levofloxacina ya no deben recetarse para la cistitis no complicada, a menos que otros antibióticos que se recomiendan comúnmente se consideren inapropiados.
  • Evite el uso en pacientes que hayan tenido previamente reacciones adversas graves con un antibiótico de quinolona o fluoroquinolona.
  • Prescribir con especial precaución a las personas mayores de 60 años y a las personas con insuficiencia renal o trasplantes de órganos sólidos, ya que tienen un mayor riesgo de lesión en el tendón.
  • Evitar el uso de un corticosteroide con una fluoroquinolona ya que la administración conjunta podría exacerbar la tendinitis inducida por fluoroquinolona y la rotura del tendón.

Acerca de Dto de Estadística y Epidemiología - Hosp J R Vidal

Departamento de Estadística y Epidemiología del Hospital José Ramón Vidal Corrientes-Argentina
Esta entrada fue publicada en Alertas epidemiológicos, Internacionales y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s